colectivo prostitutas prostitutas colombianas

La reglamentación de la prostitución no trata de moral, ni de religiosidad. Tampoco trata de pretender que todas las mujeres consideren la prostitución como su opción laboral más viable y rentable. No se trata ni siquiera del imaginario colectivo de que las prostitutas “son mujeres de la vida fácil” y, por. El objetivo: sancionar económicamente a los ciudadanos que paguen por sexo en Colombia, a quienes el proyecto considera los "actores responsables de esta forma de violencia". El totazo empezaría en cuatro salarios mínimos por contratar a una prostituta durante los primeros dos años de vigencia de. A toda Colombia, en el último año llegaron aproximadamente unas mujeres venezolanas para dedicarse a la prostitución. colectivo prostitutas prostitutas colombianas